Sobre mí

Nací el 4 de octubre de 1990. Tengo veinticuatro años, con una ascendencia tanto latina como europea. Mi sangre tiene una mezcla de: Salvador, México, Guatemala, Nicaragua y España. Puesto mis abuelos traen la sangre de estos lugares, puedo decir que mi vida como latina no ha sido tradicional.

Creada en una vida bastante protegida, no fui nunca expuesta en realidad a la vida común. Nacida y creada en la ciudad, soy una citadina en toda la palabra. Creada en casa y sin amistadas fuera de los compañeros de estudio.

Mis padres tienen lo nómada en la sangre, moviéndonos de un lado a otro por la misma ciudad. Por lo que crecía conociendo cada tanto un nuevo lugar. Desde que entre al pre-escolar, siempre fui una persona que adoraba bailar. Lamentablemente mi misma enfermedad no me dejo hacerlo por mucho, no cuando mi rodilla se disloco y me dejo con el miedo de volver a bailar.

Pase las diferentes etapas de mi niñez, pensando en que sería periodista. Andando con un micrófono que realmente era un cepillo de cabello, entrevistando tanto a mis padres como abuelos y familia. Desde ese entonces, adoraba contar historias.

Pasé la mayor parte de mi crecimiento sabiendo que sería doctora. Aunque estoy segura de que en aquel momento no sabía qué era lo que significaba. Con trece años, sufrimos un cambio drástico, mudándonos al occidente del país. Ahí fue donde empecé a escribir mis primeras palabras. Lejos de mi mejor amigo y amiga, sin saber cuando volvería a la ciudad, empecé a escribir un diario. Si puede llamarse de esa manera. Trate de contar las cosas desde mi punto de vista cada día, pero tendía a fantasías y exagerar las cosas, lo que debo admitir me fastidiaba entonces, por lo que poco a poco deje de hacerlo. Dejando de lado en ese momento la escritura y cualquier otra idea de dicho arte.

Empecé a amar lo tecnológico, antes de que el facebook apareciera en nuestras vidas. Amaba buscar cosas en el internet, mayormente imágenes de las caricaturas o anime que amaba. Así como novelas o en este caso, fan-fics. Desde los jóvenes quince años yo adoraba leer a los demás y cuando llegaba a casa siempre iba a contarles la misma historia a mis hermanas, solo que contada por mí, y lo que yo hubiera deseado que pasase en el fic.

Muchas cosas pasaron desde entonces. Mi vista empeoro, dejándome ver solo con casi mil de graduación en cada ojo. Sufrí con los primeros indicios del asma, así como me rompí un tobillo en una de nuestras mudanzas. Mi hígado se inflamo y casi no podía respirar por la inflamación en los pulmones. Y bueno, lo peor pasó cuando nos enteramos que mi papá engañaba a mi mamá.

Desde entonces siempre he sido la hermana mayor, el apoyo de mis padres. Tengo seis hermanos menores y dos hermanos mayores con los que solo compartimos madre. Siempre la más seria, la más sensata y supongo, la más amargada.

Tengo una visión simple de la vida. Nada me molesta sin que realmente me lastime, no busco peleas pero tengo el temperamento de un toro si me muestran el rojo. En este caso, que lastimen a mis hermanitos o a mi madre y amigos. Soy bastante tímida y no suelo ser muy social –aunque mis amigas no piensan lo mismo–. Soy un alma melancólica y bueno, cuando descubrí que tengo artritis, las cosas solo empeoraron. No puedo correr, caminar o trotar sin escuchar de mi cuerpo una queja después. Padezco de insomnio el cual he tenido desde casi siempre.

Adoro el rock punk para dormir y las sinfonías para relajarme. Desde que cumplí los quince años he tenido varios atentados hacia mi vida. Uno cuando iba con mi papá y nos chocaron, otro cuando un montacargas se estrello contra mi lado en un bus y otro…cuando mi madre sufrió un accidente en un bus y casi me da un infarto. He tenido una vida dura y creo que a ella se debe que tenga tanta imaginación. Nunca me he quejado por dichas situaciones, aunque a veces siento que así suena, en las que me veo enrollada por mis padres o hermanos, siempre escucho paciente y soy normalmente la voz de la razón. Tengo que serlo, bueno, soy la mayor.

Mi lectura empedernida empezó hace nueve años, con los diferentes blogs y los diferentes foros. Mi vida se estaba derrumbando gracias a mi padre y necesitaba un escape de mi realidad. Así fue como empecé, entonces fue cuando cree a “Other.Joick.Fan”, siendo la parte mayor parte de mi inicio como escritora. La música siempre ha sido mí primer musa, una banda de música de jóvenes, que si bien no eran de mi agrado al principio, luego como todas las chicas fanáticas caí. No en obsesión, no soy esa clase de chica pero sí puedo decir que tengo todas sus canciones ahora. No nombro a la banda, seamos sinceros, creo que si lo hago se burlaran de mí.

Una chica, bueno, creo que se llamaba Fernanda, empezó a escribir una novela con contenido homoerótico y bueno, yo escribía fics eróticos chica-chico. Pero de alguna manera me llamó, era escandaloso y bueno, me encantaba. Así que quise hacerlo también.

Mi primera novela fue “Un amante sin compasión” la cual ahora estoy re-editando. Poco a poco con ayuda de la lectura me di cuenta de que escribía horrible –al menos desde mi punto de vista actual y hablando de la forma de escritura-, por no decirlo de otra manera, así que fue mejorando y mejorando. Ahora…me siento mejor con mi escritura y en los mejores de los días incluso me ilusiono cuando escribo. Adoro leer los comentarios de quienes me leen, es mi ilusión saber que les gusta y de esa manera saber tanto como escritora como lectora, que estoy haciéndolo bien.

Algo que amo, algo que me ilusiona. Algo que muchas veces es mí salida para no sentirme abatida o desilusionada. Algo que ha hecho que mi madre sea mi apoyo, sin saber exactamente que escribo, porque sé que tiene cierta clase de prejuicios y no querrá saber lo que su adorada niña escribe mientras ella duerme. Mi madre y mi hermanita pequeña, la niña de mis ojos, la que me coacciona todas las noches con tal de que le cuente una nueva de mis novelas o un capítulo nuevo de mi mente. Mi madre y mi hermanita, así como el resto de mi extensa familia, son las personas por las que sigo escribiendo, las que en mi casa siempre buscan saber sobre mis progresos. Y que me alientan cuando me deprimo.

Bueno, después de todo, soy una escritora dramática con tendencias deprimentes. Quien apenas en finales del 2013 finalmente publicó su primer novela completa, 334 páginas llenas de mi sudor, sangre y lágrimas. Dusha es mi bebé así como todas mis novelas y espero, este 2014 poder crecer más.

Other.Joick.Fan

Celeste G.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Reclamo de Luna- Dusha, Dueño de su corazón 3

Compañeros de Alma -Serie Dusha, dueo de su corazón 02

Dusha, Dueño de su corazón. Completo.